Luigi Domenico

Qué hacer cuando ella deja de responder a tus mensajes de Tinder o WhatsApp (2 tácticas)

A lo largo de los años hemos recibido incontables emails de hombres preguntándonos por qué la mujer con la que estaban hablando por Tinder o WhatsApp dejó de responderles, cuáles fueron los errores que les llevaron a esa situación o qué es lo que deberían hacer para retomar la interacción.

Si alguna vez has tenido estas dudas, este artículo es para ti.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que es imposible saber los motivos por los que una mujer dejó de responderte. Sí, es posible que cometieras algunos errores, pero hay otros mil factores que pueden afectarte y que no puedes controlar.

Quizás le surgió algo importante mientras estabais hablando (trabajo, estudios, familia…), quizás le llamó su ex novio y quedó con él, quizás ella perdió su móvil o quizás simplemente le entró un guaperas en Tinder y lo dejó todo por conseguir sexo rápido con él.

No lo podemos saber, así que lo mejor que podemos hacer en estos casos es ni preocuparnos.

Ahora eso sí, en el momento ella deja de responder, tú automáticamente debes de parar de enviar mensajes. Ni se te ocurra enviarle los típicos “eooooo”, “estás ahí???”, “gracias por ignorarme”, “estás viva???”…

Si le envías cualquiera de estas mierdas, lo que estás haciendo es mostrar necesidad y desesperación, lo cual hará que ella te descarte por completo.

Entonces, ¿qué deberías hacer? Voy a darte dos tácticas.

La perseverancia juguetona de Bobby Rio

Aprendí el concepto de perseverancia juguetona gracias a uno de los libros del seductor Bobby Rio y siempre me ha dado muy buenos resultados. A continuación voy a hacerte un resumen del funcionamiento de esta táctica adaptándola a los nuevos tiempos.

En primer lugar, si ella deja de responder, debes abandonar la conversación hasta el día siguiente. Y yo te recomendaría que cuando le volvieras a escribir lo hicieras a partir de las 20.00h, que es cuando todos estamos más disponibles (y con más ganas de ligar por Tinder o WhatsApp).

¿Y por qué esperar hasta el día siguiente y no unos días más?

Pues porque estamos viviendo en la era de las apps para ligar online e Instagram, y en una época como ésta las ventanas de oportunidad se abren y cierran muy rápido.



En segundo lugar, cuando le vuelvas a escribir es muy importante que no menciones el hecho de que ella te dejara colgado el día anterior. Nada de “Qué te pasó ayer que me dejaste tirado a mitad de la conversación?… Te pasó algo?”. Si muestras que te quedaste jodido o preocupado por si le pasó algo o simplemente pasó de ti, lo que estás haciendo es volver a mostrar desesperación, y ya sabes que eso es RIP.

Lo que debes enviarle es cualquier mensaje con el que puedas despertar en ella una emoción positiva. Por ejemplo puedes decirle algo como:

“Sabes? Ya han puesto los nuevos cafés de Halloween en Starbucks, tienen uno de calabaza picante que es… (emojis de calabazas y fuegos)”.

“Estoy en clase de salsa y una señora no para de acosarme… Qué me recomiendas que haga? (emojis de la flamenca y de la cara con la gota)”.

O si estás en Tinder puedes mirar la lista de gif’s animados e inventarte un mensaje gracioso que vaya acompañado de uno de ellos. O si estás en WhatsApp puedes enviarle una foto de algo interesante o curioso que hayas visto por la calle junto a un mensaje comentándolo.

Ser divertido es la mejor forma de reenganchar a una mujer que por cualquier motivo dejó de responderte. Si consigues hacer que ella sonría con tus primeros mensajes será mucho más fácil conseguir una cita con ella. Y no será tan difícil, piensa que el 99% de los tíos todavía envía el clásico “hola, qué tal?”.

En tercer lugar, debes proponer una cita. Puedes decirle algo como “ahora tengo que salir a cenar (o a lo que sea), pero tenemos que continuar esta conversación en otro momento, ¿cuándo estás disponible para unas cervezas?”.

Y ya está. Si ella dice un día que te cuadra, cierra la cita. Si te dice que no está libre para unas cervezas porque tiene las tardes/noches ocupadas, pero que sí que tiene libre una mañana para un café, entonces debes ser tú el que le diga que estás ocupado. Un café a media mañana no te va a llevar a NADA (a no ser, claro, que seas un guaperas, pero si lo fueras ella ya habría quedado contigo).

En cuarto lugar, si todavía no has conseguido una cita con ella porque durante esa semana tenía mucho lío, será el momento de poner en práctica la verdadera perseverancia juguetona. Lo que debes hacer es esperar 7 días y volver a realizar el mismo proceso, y repetirlo en bucle hasta el final (cada 7 o 14 días).

Según Bobby Rio esto solo tiene dos finales posibles, 1. Que ella te acabe bloqueando o 2. Que eventualmente acabe saliendo contigo.

Lo más probable es que acabe ocurriendo la opción 2, y si luego en la cita haces las cosas de la manera correcta, ya sabes cuál será el desenlace.

¿Y por qué funciona?

Funciona porque en ningún momento te estás mostrando necesitado o desesperado. Si le escribes una vez a la semana o cada dos semanas y siempre lo haces de manera positiva (o sea, muestras que no te afecta nada el que ella no responda a tus mensaje o el que no tenga tiempo para quedar), lo que muestras es que te interesa pero que no te obsesiona. En algunas páginas llaman a esta táctica la perseverancia alfa y muchas mujeres, al ver esta actitud, cambiarán de idea y querrán tener una cita contigo.

La proposición directa o el todo o nada

Esta es una táctica que leí en un foro hace unos años y que, para mi sorpresa, me ofreció grandes resultados. Es mucho más arriesgada, rápida y directa que la perseverancia juguetona, pero a cambio, te da la posibilidad de obtener citas sin tener que esforzarte en el chat para conseguirlas.

La teoría es fácil y solo tiene un paso. Si estás hablando con una chica de Tinder y en un momento dado ella deja de responder. Debes esperar y al día siguiente enviarle esto:

«Long shot – I think you’re cute and I wanna take you out for a drink. What’s your WhatsApp?»

Ese es el mensaje original en inglés. Para usarlo en España yo no lo traduciría literalmente por motivos culturales. Lo que haría sería enviar lo siguiente:

“María, me ha gustado lo que he visto en tu perfil y creo que deberíamos darnos la oportunidad de salir a tomar algo tranquilamente, conocernos y compartir unas sonrisas. Cuál es tu WhatsApp?”

Y ya está.


Por la experiencia que tengo, la mayoría de veces las chicas no responderán o incluso te bloquearán, lo cual está genial porque así no perderás el tiempo con ellas. Pero lo bueno es que las pocas que respondan lo harán muy abiertas a tener una cita contigo sin la necesidad de tener que chatear mucho más.

¿Y por qué funciona?

Funciona porque cada día que pasa Tinder es más absurdo. Por un lado están los guaperas que cada día que pasa son más vagos y ya muchos de ellos solo quieren quedar directamente para follar, nada de tomar algo antes. Y por el otro está el resto de los tíos, que rara vez tienen un match y cuando lo tienen ni se atreven a pedir una cita. Al final lo que pasa es que hay un montón de chicas que quieren salir a tomar algo con un chico y no tienen con quién.

Por eso, si le envías este mensaje en el momento adecuado, tendrás una oportunidad.

Además, tengo que confesarte que me encanta esta táctica porque gracias a ella conocí a una de las chicas que más me han gustado en mi vida. Una holandesa de 19 años que pasó un cuatrimestre en Madrid. La conocí a los dos o tres días de llegar y tuvimos una relación abierta hasta el día que se fue.

Estuve a punto de borrar su conversación de Tinder porque pensé que después de que me dejara de responder ya no habría nada que hacer, pero decidí enviar este mensaje… y compartimos cuatro meses increíbles.

Conclusión

Cualquiera de estas tácticas te servirá para retomar conversaciones de Tinder o WhatsApp que parecían muertas y lo más importante, para conseguir citas. Pero ten en cuenta que son diferentes.

Si la chica te gusta especialmente yo lo que te recomendaría es que utilizaras la perseverancia juguetona de Bobby Rio, y más todavía si ya tienes su WhatsApp. Es una táctica que me ha dado muy buenos resultados y que funciona bien tanto si ya la conoces personalmente como si no.

La proposición directa en cambio es un último recurso, un todo o nada. Por eso te recomiendo que la uses con todas aquellas chicas de Tinder con las que parece que ya has perdido todas tus opciones. Quizás te funcione en un porcentaje bajo de ocasiones, pero en las pocas que te funcione, piensa que serán citas que no podrías haber conseguido de ninguna otra manera.

En cualquier caso, hagas lo que hagas al final acabaras teniendo citas y en tus citas será imprescindible que hagas que ella sienta ATRACCIÓN por ti.

La Técnica Secreta Que Me Permitió
Conseguir Cientos de Matches

Video GRATIS te muestra la técnica del "Cambiazo" que me permitió obtener más de 100 matches en menos de 60 minutos